Las Moradas de San Martín inicia su vendimia con la variedad madrileña albillo real

18/08/2021

La vendimia comienza en Las Moradas de San Martín con la variedad madrileña albillo real, de la que espera recoger un 20% más que el año anterior.

Este año se espera obtener una materia prima de gran calidad debido a la perfecta maduración de la uva y a las buenas condiciones climatológicas.

La bodega madrileña practica una vendimia totalmente manual, como parte de su viticultura ecológica y respetuosa con el entorno.

La garnacha sigue madurando y será vendimiada en septiembre, cuando alcance la maduración completa.

Las Moradas de San Martín ha comenzado este viernes, 13 de agosto, la vendimia 2021. Un año más, la cosecha da comienzo en esta bodega de la D.O. Vinos de Madrid con el albillo real, la variedad autóctona más temprana, y lo hace de un modo totalmente manual como parte de su viticultura ecológica. Una vendimia que se inicia en la misma fecha que el año anterior, una semana previa a las fechas históricas. Asimismo, el año ha presentado unas buenas condiciones climatológicas que dan como resultado una uva en un perfecto estado sanitario y de maduración, con una cantidad un 20% aproximadamente superior a la de los últimos años.

La cosecha de 2021 comienza en Las Moradas en San Martin con la variedad autóctona de Madrid más temprana, el albillo real, llamado a su cultivo “tempranales” por esta razón, y lo hace una semana antes de lo que ha sido tradicional en esta zona, aunque siguiendo la dinámica del 2020, que lo hizo en las mismas fechas. Un albillo que presenta una buena producción, un perfecto estado sanitario y una excelente calidad, y que se ha visto acompañado a lo largo de su ciclo vegetativo por unas buenas condiciones climatológicas. Además, este año, se prevé un crecimiento del 20% de la cantidad recogida.

Así, el año vivió un invierno suave, hasta el temporal Filomena, en enero, en el que cayó una nevada histórica, acompañada de una gran bajada de las temperaturas en el mismo mes. Si bien, el viñedo se benefició de este temporal, ya que el agua del deshielo recargó el acuífero subterráneo, muy necesario para estos paisajes áridos. Más tarde, en primavera, el viñedo de garnacha sufrió heladas en las zonas más bajas, en el valle, pero las parcelas altas no se vieron afectadas.

Asimismo, en San Martín de Valdeiglesias se vivió un tiempo primaveral hasta mediados de julio, con un mes de junio y un principio del mes de julio más frescos y con más tormentas de lo normal. No obstante, el calor normal del verano y las altas temperaturas de la segunda quincena de julio dieron carrerilla a la maduración. Por su parte, las olas de calor sufridas a finales de julio y primeros de agosto adelantaron la fecha de recogida del albillo real una semana sobre la media, como ya sucedió en el 2020.

De este modo, con el albillo real se da comienzo a la primera vendimia, que finalizará en una semana aproximadamente y tras la que proseguirá una segunda vendimia de esta variedad, para garantizar que se recoge en su perfecto estado de maduración. Una vendimia que se realiza netamente manual y en cajas pequeñas por personal especializado del Departamento de Viticultura, comenzando con la salida del sol, para respeto y calidad de la uva, y realizando una cuidadosa selección de racimos en el campo. “Todo nuestro albillo está ya en vitivinicultura ecológica al 100% y la recuperación de material e injerto en nuestras parcelas de altura y terruños tan especiales, rabajados en secano, en vaso, con todos los procesos manuales y artesanales nos están resultando de la más excelente calidad, con un estado muy sano”, explica Isabel Galindo, directora técnica de Las Moradas, que “espera en las parcelas de altura asentadas sobre suelos arenosos y rocosos graníticos en secano y en vasos una muy buena producción y calidad”. Esta condición permitirá a la bodega madrileña elaborar vinos muy redondos y aromáticos para esta añada 2021.

En una apuesta por lo autóctono, Las Moradas de San Martín está recuperando la variedad de blanco albillo real, tradicionalmente cultivada en la zona, y de escasa existencia en la actualidad, desde los inicios de la bodega en 1999. Por su parte, la vendimia de la garnacha tendrá que esperar a principios de septiembre, en función de cómo evolucione el tiempo durante el mes de agosto.

Las Moradas de San Martín

Las Moradas de San Martín, rodeada de viñedos centenarios de garnacha, es una bodega respetuosa con el medio ambiente, que trabaja en orgánico y biodinámico y cuenta con la certificación de viticultura y bodega ecológica. Además, sus vinos se elaboran de forma artesanal, manteniendo el respeto por la uva en todas las fases, cediendo todo el protagonismo a las variedades autóctonas con las que trabaja: garnacha y albillo real.

Capaces de plasmar el alma de la garnacha de este terreno, la bodega de la D.O. Vinos de Madrid hace un guiño a nuestra cultura literaria a través de las etiquetas que visten sus vinos. Y es que literatura y vino van unidos para transmitir como nadie la esencia de sus vinos a través de escritores como Lorenzo Silva, Marta Rivera, Ramón Acín, Óscar Sipán, Ángeles Caso, Luz Gabás…

Vinos de Madrid, ¡te los llevamos a casa!

X